Regalar fotografía es regalar un recuerdo para siempre, que durará más allá de la memoria... En este caso fueron sus tías la que le regalaron a Merche su sesión de maternidad, para que conservase para siempre ese momento tan dulce para una mujer.

Para ellos hicimos esta sesión de fotografía de embarazo en El Toyo, lugar que elegimos por la cercanía con la capital y que nos daba bastante juego a la hora de cambiar de escenario. Merche estaba en sus últimas semanas de gestación y no queríamos que se desplazase muy lejos, para que así pudiera disfrutar con tranquilidad y comodidad de una tarde para ella, su pareja, y la preciosa Lilian.

Y tras un paseo por la costa, a las pocas semanas, recibimos a la verdadera protagonista de estas fotos, Lilian. Preciosa, parecía una muñequita, y lo bien que se lo pasó durante toda la sesión de fotos, arropada por sus padres que creaban esa atmósfera tan bonita de confianza y cariño. Bienvenida al mundo preciosa.