“Ghost, mas allá del amor”

4 febrero 2021

Yo estoy ya casi convencida de que los fotógrafos somos “raros” por naturaleza. Pero raros en el buen sentido. De esos que no tienen nada que hacer y cogen el coche sólo para ver el atardecer, o para ir a la nieve. Los que preparan una cesta de comida y se van a la aventura, a ver dónde terminan el día…. Lo que está claro es que somos inquietos y necesitamos de esa chispa para poder crear y seguir sorprendiendo (y aprendiendo).

Algo así pasó con esta sesión de fotos. La idea surgió de una visita a Nijar donde descubrí el antiguo barrio alfarero. A mi siempre me ha gustado mucho todo lo relacionado con el arte, ya sea pintura, como escultura,… todo lo creado por las manos. Tiene un extra, y no sólo por el tiempo que se le dedica, sino por todo lo que depositas en cada pieza.

Y, en uno de nuestros paseos, encontramos la Alfarería de Ángel y Loli. De las de toda la vida, generacional además. Los dueños llevaban toda su vida creando piezas únicas que adornan el pueblo y las casas de los turistas que se acercan al pueblo. (De hecho incluso salieron en un reportaje de TVE hace años).

Y recordé ese momento mítico de la película Ghost: la chica junto al torno, llena de barro y su pareja que va a buscarla y tienen ese momento tan íntimo y sensual. Y se me ocurrió ponerlo en Instagram, y tardé minutos en recibir el mensaje de Juanfran diciéndome que ¡esa idea la querían para su sesión! ¡ Que no buscase más que ya tenía pareja! Fue un momentazo y de esas cosas que no te esperas. Así que llamé a la alfarería y le avisé que ¡teníamos sesión!

El día de la sesión me acerqué un poquito antes para ayudar a Loli y su hijo a dejar todo colocado en el sitio que había elegido para las fotos, con el torno que usaba su marido antiguamente para hacer toda la cerámica funcionando perfectamente. Fue entrañable el conversar con Loli sobre su marido, la artesanía que vendían, cómo estaba enseñando a su hijo a seguir con el negocio. De verdad que charlar con ella y sentir esa pasión por lo que hacía, ese cariño con el que nos trató a todos fue de lo mejorcito de la tarde, !y ya es decir!

Así que con el rinconcito elegido, el torno preparado, la arcilla lista… ya sólo nos quedaba esperar a los protagonistas que fliparon con el sitio nada más llegar. ¡Y empezamos! Colocamos el torno junto a una puerta, porque como sabréis trabajo con luz natural, y ese contraste entre las suaves sombras del interior y la luz de la puerta crearon ese equilibrio íntimo que buscábamos. Virtu y Juanfran además disfrutaron esculpiendo un pequeño jarrón. La sensación de moldear barro les encantó, se notaba en la cara de Virtu. Y cómo Loli la iba guiando para que saliera una pieza bonita, a pesar de la inexperiencia, fue todo un gustazo. Después de las fotos del torno hicimos unas cuantas pintando, lo que dio pie a momentos muy divertidos. Y al terminar la sesión Loli les dijo que la pieza que habían hecho la iba a meter en el horno y prepararla para que volviesen otro día y se la llevasen de recuerdo, ¡además de las tacitas que pintaron con su nombre! Nos pareció todo un detallazo, y una idea súper bonita para futuras sesiones, porque tienes la oportunidad de vivir un momento de película y además tener una obra que salió de vuestras manos como recuerdo.

Pero como no podíamos irnos sin llevarnos algo, nos llevamos algunas piezas para decorar la casa y para el día a día. Todas son completamente oríginales, no verás ninguna pintada igual. Las pinta Loli a mano y a mi, personalmente, me encantan.

Después nos fuimos a pasear por el casco histórico de Nijar que tiene unos rincones tannnn bonitos… Pero eso os lo cuento otro día si os animáis 😉

Tengo que decir que la reacción al publicar las fotos de la sesión me pareció increíble. Recibí un montón de mensajes por Facebook e Instagram, e incluso por whatsapp diciéndome lo que les gustaban las fotos, que querían una sesión así de especial y sensual, que era un momentazo. Así que se podría decir que fue la sesión que mas triunfó el pasado año! ¡Deseando ofreceros más estoy!

Os dejo el enlace a mis fotos favoritas de la sesión aquí.

Y por si os apetece pasaros por el instagram de la alfarería también os dejo el enlace.

Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿Hay alguna película que sea especial para ti y te gustaría recrear?

 

    Leave a comment

    15 + diez =

Total: